UABC_2.jpg






LA TRANSFORMACIÓN DE LA ORGANIZACIÓN Y FUNCIONAMIENTO COTIDIANO DE LAS ESCUELAS PRIMARIAS: UNA CONDICIÓN IMPRESCINDIBLE PARA EL MEJORAMIENTO DE LA CALIDAD DE LA EDUCACIÓN.

POR: AHHYRA BARRÓN ROBLES








INTRODUCCIÓN:



En las instituciones educativas siempre se habla de innovación en el aspecto de mejorar continuamente las condiciones y resultados que se obtienen en base a los objetivos organizativos y de aprendizaje. Se realizan diversas investigaciones que pretenden descubrir los factores que influyen en la adaptación de las nuevas propuestas educativas. No basta con designarles a los actores de los centros escolares que realicen ciertas acciones o actitudes para mejorar el proceso y lograr una calidad educativa, ya que son múltiples aspectos que intervienen en la efectividad.

Un motivo que siempre se descarta, es el hecho de que estas instituciones son un centro social, donde se forja el carácter o valores de los futuros líderes y productores de una sociedad, es decir, no solo se debe cambiar la ideología, actitud y acciones, de maestros, directivos y alumnos, sino que también la percepción de la sociedad en general (gobierno, pueblo, iglesia, padres de familia, etc.), ellos son los que en mayor o menor grado, dan la última palabra de lo que se debe hacer o no en una escuela.
Es preciso aclarar que dichas reformas o innovaciones educativas, siempre deben estar enfocadas al beneficio de la sociedad y sobre todo al proceso enseñanza aprendizaje, y no solo al beneficio del ámbito político o empresarial. Si estos aspectos se dejaran en un segundo plano, las reformas se vieran más identificadas con la realidad de las escuelas y fuera más fácil que se adaptara y rápidamente diera frutos positivos.
Por ende a continuación se tratarán algunos aspectos relevantes en la transformación que se debiera dar en las escuelas para el logro de la calidad.






La transformación de la organización y funcionamiento cotidiano de las escuelas primarias: una condición imprescindible para el mejoramiento de la calidad de la educación.

escuelas.gif
Hoy en día se han realizado diversas actividades que pretenden identificar las problemáticas que aquejan a las escuelas, para poder buscar estrategias que se adecuen a la solución de dichos obstáculos en el funcionamiento de las instituciones. Se realiza monitoreo constante para identificar que limita a la calidad y equidad. A pesar de que se trata de incentivar a los docentes con actualizaciones, mejor salario, el mejoramiento de los materiales y libros de apoyo, esta tan corrompido el sistema que ninguna de estas acciones se realizan de manera transparente, provocando que tanto los docentes, directivos y alumnos se sienten decepcionados, que no confían en la efectividad de las reformas, trayendo como consecuencia, que la innovación educativa (que realmente lograría una calidad y equidad) que se pretendía se vea opacada por las malas intenciones de algunos líderes.

Aunque esta reforma si pretende que se logre una mejor gestión y organización de las escuelas, directivos y docentes no deben perder de vista el objetivo principal que son los propósitos básicos (desarrollo de habilidades intelectuales, conocimientos fundamentales y formación de valores y actitudes) que casi siempre se ven opacados por intereses políticos o intereses particulares. Por ejemplo las escuelas que la mayoría de su personal trabaja en dos horarios y solo pretenden que los niños se porten bien, para ellos no cansarse tanto y rendir en su otra escuela, siendo que ambos grupos deben lograr los propósitos básicos, sin importar los intereses del maestro.
Partiendo de esta premisa todo el personal de una escuela debe asumir que diariamente en el trabajo escolar se deben fomentar estos propósitos y realiza continuamente evaluaciones sobre el nivel de avance que se tuvo en comparación con lo que se planteo previamente, de igual manera deben involucrar en este proceso a los padres de familia para realizar un trabajo conjunto enfocado a los mismos objetivos de aprendizaje y así asegurar la efectividad de las acciones. Si se deja de lado la opinión de los padres la educación de los niños estaría enfocada en dos direcciones distintas, lo que le crearía confusión, lo ideal es q se realice un trabajo en equipo para el beneficio del niño y de la escuela.
Otro aspecto que complementará el logro de los propósitos básicos, es el buen uso de los recursos que se utilizan en la enseñanza. Algunos docente, como sucede actualmente, son extremistas en el uso de los libros, por ejemplo, algunos de ellos no los toman en cuenta por la falta de información o porque simplemente les es más fácil comprar guías que ya vienen planeadas y evitarse la fatiga de hacerlo, o utilizan al libro como biblia, sin complementarlo con otra información, debe haber un equilibrio en la utilización de los libros de texto, si son muy útiles y están enfocados a logro de los propósitos básicos, pero también es importante enriquecerlos con otras fuentes de información.

Características actuales de la organización y del funcionamiento de las escuelas primaria

escuela_-primaria_-0107.jpg
Existen muchas hipótesis del por qué algunas escuelas a pesar de tener que cumplir con ciertos requisitos para lograr una calidad educativa y que supuestamente cuentan con todo los recursos para hacerlo distan mucho de ello, se plantean parámetros o normas que deben cumplir para su mejor funcionamiento, pero pareciera que directivos y docentes son ignorantes de esos términos. Es preciso mencionar algunos de los rasgos que desvían a las escuelas de su objetivo principal.
El trabajo escolar debe ser colectivo, por ello cada uno de los miembros debe tener bien claro los objetivos que se pretenden lograr con el fin de que todas las acciones que realicen, tanto dentro como fuera del salón sea enfocada a una meta especifica, si ello fuera así y cada quién hiciera lo que le correspondiera, el logro de la calidad no fuera utópico como actualmente parece.
Lamentablemente cada vez es más común ver escuelas con fines partidistas o políticos, como es el caso de los sindicatos, que más que beneficiar obstaculizan la comunicación, entre los docentes y directivos, por tanto se hace nulo el logro de la calidad, pues sobre salen los aspectos personales.
A pesar de contar con el consejo técnico escolar, en ocasiones es limitado el tiempo que se tiene, lo que dificulta que realmente se lleguen acuerdos precisos que beneficien el proceso de enseñanza. Aunque tampoco es un pretexto para no diseñar estrategias que solucionen las problemáticas que pudiera presentar la escuela, hay que recodar que el maestro no deja de serlo después de su horario de trabajo, un buen maestro dedica más tiempo para buscar soluciones.
Un aspecto importantísimo que siempre ha existido y nadie hace nada para solucionarlo es el impedir que se robe tiempo al proceso de enseñanza (desfiles, suspensiones, imprevistos, etc.), en ocasiones en el horario normal falta tiempo para lograr que los niños comprendan algún tema, y si se recorta, es poco probable que se logre un aprendizaje significativo.

El sistema en la escuela. Las causas probables del estado actual del funcionamiento de las escuelas


Lo rasgos están influidos por factores del concepto que tienen docentes, directivos, gobierno y sociedad, del rumbo que debe tomar una escuela en cuestiones administrativas y escolares, olvidándose en ocasiones de los actores más relevantes, los niños, que por ellos y para ellos se han creado las escuelas, para formar individuos capaces de desenvolverse y se productivos para ellos mismos y la sociedad. Algunos de estos rasgos son:
Debido al crecimiento poblacional y la demanda de educación, el gobierno se ha concentrado en la creación de nuevas escuelas, ampliando la matricula escolar, que de cierta manera beneficia, pero lo que se juzga es el hecho de que se han descuidado las escuelas ya existentes, ya que con solo ver su infraestructura, resalta el descuido por parte de las autoridades. Por consiguiente se ha confundido cantidad con calidad, al crear y crear escuelas, sin un control de calidad, está se ha ignorado, provocando problemas en el proceso enseñanza aprendizaje.
Aunado a ello después de crear las escuelas, las autoridades a las que les corresponde supervisar las instituciones, pierden el tiempo en cuestiones políticas o de otra índole, que no tienen nada que ver con la realización de su trabajo. Como ya se ha mencionado si no existe un control y registro del desempeño de docentes y directivos, con que se comprobará que realmente el proceso enseñanza aprendizaje se está realizando en base a estándares de calidad. También los supervisores con el pretexto de no crear conflictos, pasa por alto el comportamiento irresponsable de varios docentes o directivos, trayendo consigo que su papel de vigilar los resultados y el desempeño del personal, no sea llevado a cabo y la calidad sea una simple utopía.
Una situación que casi no es mencionada, pero sumamente frecuente, es que los docentes, directivos y supervisores, se niegan a dejar su cargo, por el cambio económico que ello contraería, obligándolos (Aunque ello implica un bajo rendimiento en su trabajo debido a la edad) a tener dos plazas, para que al jubilarse se les pague más y puedan mantener la vida que llevaban anteriormente. Todo ello puede parecer lógico y merecido para aquellas personas que han dedicado 30 años de su vida al servicio de la sociedad, pero que culpa tienen los niños de que su maestro ya no rinda como debiera debido a su edad y al doble trabajo que desempeña, por eso tanto autoridades deben ceder para pagar más en las jubilaciones, como los propios maestros al no ser tan ambiciosos y reflexionar más sobre la calidad que le están ofreciendo a los niños, que a ellos sí repercutirá para todo su vida.
Tanto la ausencia de actualización en el personal, como la falta de evaluación continua en la escuela, repercuten enormemente en el logro de la calidad en el aprendizaje. Si los docentes no se actualizan, no habrá un avance en su desempeño y seguirán viviendo en el mismo error, tanto al aplicar estrategias de enseñanza, como de la actitud que toman para desempeñar su trabajo, es decir, existen profesores que debido a la falta de información, siguen siendo tradicionalistas y conductistas, lo que provoca que su ideología y la del niño choquen y por ende no se complete el proceso enseñanza aprendizaje. En cuestión de la evaluación, se debe hacer una retrospectiva de los errores y aciertos que se tienen, para mejorar constantemente y analizar si los objetivos o la misión que se plantearon al principio siguen teniendo el mismo rumbo, para conforme a la marcha ir haciendo modificaciones para no perderlos de vista.
El buen funcionamiento de una escuela debe ser el trabajo conjunto de todos sus actores, pero existe un elemento importante que en ocasiones de aleja y omite su apoyo, es el caso de los padres de familia, quienes a veces es por falta de información para saber que ellos también tienen derechos y obligaciones en la institución en la que se encuentra su hijo.

Principales rasgos de la nueva escuela


La primera característica de esta escuela debe ser el clima de trabajo, enfocado a un ambiente armonioso donde el desempeño de cada uno de los participantes, este enfocado al trabajo efectivo. Para que la organización y el cumplimiento de reglas no obstaculicen el logro de la calidad.
Se debe dejar de ver la escuela como un organismo aislado, que cumple ciertas funciones, sino que esta nueva escuela será el producto del trabajo conjunto, es decir, la escuela como unidad, donde las mesas técnicas y el Consejo de Participación social, dejen de ser un mero formalismo y realmente funjan como un apoyo en el proceso enseñanza aprendizaje. Ello también favorecerá que todos se sientan parte de este proceso de alcanzar la calidad educativa, y por ello hagan su mejor papel para lograrlo.

Sin duda el evaluar los resultados que se han obtenido ayuda a no volver a cometer los mismos errores e identificar que los está provocando, por ello, esta nueva escuela, retoma y analiza estos resultados para la mejora continua y así cada quien se hagan responsable de los resultados de sus actos y trate de cambiar.
Es primordial que tanto directivos y supervisores se dejen se ver exclusivamente como responsables del ámbito administrativo y se sientan también parte de lo que sucede dentro del aula, y creen una mejor comunicación entre docentes y alumnos, para que de esta manera los estimulen a mejorar su desempeño.
Como ya se ha mencionado el Consejo Técnico deberá dejar de ser un mero formalismo o una reunión para acorad eventos (Desfiles, kermes, etc.) para convertirse en un espacio para compartir experiencias de enseñanza, problemáticas (Para obtener sugerencias) comparar resultados, estructurar planeaciones colectivamente, etc. que enriquecerán el desempeño de los docentes.
Por último, pero no menos importante, deben fortalecerse las relaciones entre escuela y familia, los directivos y docentes deben informar de los resultados obtenidos en el ciclo escolar, para que los padres se hagan responsables de lo que les corresponde y así obtener mejores resultados.



CONCLUSIÓN


Al analizar todos estos aspectos se llega a concluir que la transformación de una escuela para lograr la calidad educativa, no depende solo de las autoridades, padres, alumnos, maestros, gestión, innovación educativa, ni siquiera de las normas que rigen una escuela, sino el trabajo conjunto de todas ellas, si cada uno cumpliera su función especifica el logro de los objetivos de aprendizaje, sería más fácil y la calidad dejaría de ser una utopía en este mundo lleno de corrupción.

Y es que no es que los programas, gestiones o las normas de las instituciones educativas que hoy en día se aplican no sean efectivos, sino que no se hacen cumplir como deberían. En lo particular se cree que erróneamente cada que surge un problema o se denota que las instituciones educativas no están cumpliendo como deberían, lo primero que se piensa es en una reforma a las escuelas, siendo que eso no se debe cambiar, sino que cada una de las personas deben cambiar su ideología y hacer simplemente lo que les corresponde. Apenas se está adaptando un plan y programas, cuando ya se quiere cambiar (Pensando que es insuficiente o que no se ajusta a las necesidades de la escuela) siendo que los que deben cambiar son las personas irresponsables que solo ven sus intereses personales y le adjudican la culpa al sistema, siendo que ellos son el sistema.
Lo que se debe hacer una autoanálisis del desempeño que realiza cada quien (autoridades, directivos, docentes, alumnos, padres de familia) y tratar de cambiar esos malos hábitos que solo perjudican el funcionamiento de una institución.